¿Qué hacemos?

A través de nuestras charlas talleres en colegios e institutos, brindamos herramientas de verifi cación de datos y explicamos qué indicios indican que una información puede ser falsa. Las formaciones que impartimos se sustentan sobre la práctica y el diálogo con el alumnado para que pueda aplicar los conocimientos adquiridos en su día a día. Sobre todo, fomentamos que el alumnado mantenga una mente crítica frente a los contenidos digitales.

Más de 130 estudiantes de secundaria entre 13 y 18 años han recibido formación sobre bulos y desinformación a través de nuestras charlas-talleres.

Chat GPT es una herramienta que ha irrumpido en los centros de enseñanza de forma contundente. Según las encuestas que realizamos al alumnado que recibe nuestros talleres, una buena parte utiliza esta inteligencia artificial para hacer sus tareas de clase.

Un 23,5% de los jóvenes encuestados afirma no sentir preocupación por el fenómeno de las noticias falsas o considera que no le afecta. En algunos casos, existe contradicción, dado que consideran que es importante hablar del tema pero se sienten personalmente aludidos ni creen que pueda tener repercusiones en su vida.

Buena parte del estudiantado afirma que su forma de diferenciar entre noticias verdaderas y falsas es el sentido común o la lógica, alegando que la información no tiene sentido, es exagerada o poco creíble. Sin embargo, la mayoría no contrasta los datos que encuentra con fuentes oficiales ni conocía plataformas de verificación de datos antes de la charla. En general, son capaces de decir que una noticia es falsa cuando ya tenían conocimiento previo sobre el tema.

Para descargar nuestro

glosario de términos sobre la desinformación

Haz click

¿Quiénes

    somos?

Más de 130 estudiantes de secundaria entre 13 y 18 años han recibido formación sobre bulos y desinformación a través de nuestras charlas-talleres.

Chat GPT es una herramienta que ha irrumpido en los centros de enseñanza de forma contundente. Según las encuestas que realizamos al alumnado que recibe nuestros talleres, una buena parte utiliza esta inteligencia artificial para hacer sus tareas de clase.

Un 23,5% de los jóvenes encuestados afirma no sentir preocupación por el fenómeno de las noticias falsas o considera que no le afecta. En algunos casos, existe contradicción, dado que consideran que es importante hablar del tema pero se sienten personalmente aludidos ni creen que pueda tener repercusiones en su vida.

Buena parte del estudiantado afirma que su forma de diferenciar entre noticias verdaderas y falsas es el sentido común o la lógica, alegando que la información no tiene sentido, es exagerada o poco creíble. Sin embargo, la mayoría no contrasta los datos que encuentra con fuentes oficiales ni conocía plataformas de verificación de datos antes de la charla. En general, son capaces de decir que una noticia es falsa cuando ya tenían conocimiento previo sobre el tema.

¿Qué hacemos?

A través de nuestras charlas-talleres en colegios e institutos, brindamos herramientas de verificación de datos y explicamos qué indicios indican que una información puede ser falsa. Las formaciones que impartimos se sustentan sobre la práctica y el diálogo con el alumnado para que pueda aplicar los conocimientos adquiridos en su día a día. Sobre todo, fomentamos que el alumnado mantenga una mente crítica frente a los contenidos digitales.

13 + 12 =

Ir al contenido